Volume 95 Issue 23 | p. 4
Issue Date: June 5, 2017 | Web Date: June 1, 2017

El lago de un cráter de Marte pudo haber albergado vida hace más de 3 mil millones de años

El vehículo de exploración marciana Curiosity desvela la historia geoquímica del cráter Gale, incluyendo los procesos redox que las antiguas aguas marcaron en sus estratos
Department: Science & Technology
Keywords: geochemistry, Mars, Curiosity rover, habitability
[+]Enlarge
El cráter Gale de Marte fue en el pasado un lago salado y habitable.
Credit: NASA
A photograph of the Gale crater on Mars
 
El cráter Gale de Marte fue en el pasado un lago salado y habitable.
Credit: NASA

Según un nuevo estudio (Science 2017, DOI: 10.1126/science.aah6849), el cráter Gale de Marte, antiguamente cubierto de agua, pudo haber sido habitable durante las etapas iniciales de la historia marciana, alternando capas ricas y pobres en oxidantes que se volvieron más saladas a medida que el lago se fue secando.

Los datos, enviados a la Tierra por Curiosity, el vehículo de exploración marciana de tipo rover de la NASA, no sólo se suman a las crecientes evidencias de que Marte tuvo entornos primitivos que podrían haber mantenido vida, sino que también demuestran la capacidad de los sofisticados instrumentos robóticos de investigar detalles geológicos de entornos extraterrestres.

Curiosity aterrizó en 2012 en el cráter Gale, de 150 km de diámetro y 3800 millones de años de antigüedad. Gracias al estudio químico de las rocas, la misión de exploración alcanzó rápidamente sus objetivos iniciales de investigar la potencial habitabilidad de Marte.

Tras lograr ese objetivo, la misión del rover se ha prolongado indefinidamente, y los científicos de la misión están ahora intentando precisar el periodo de tiempo de la historia marciana durante el que la vida microbiana pudo haberse desarrollado.

El equipo liderado por Joel Hurowitz, un geocientífico de la Universidad Stony Brook (Nueva York, EE. UU.), reconstruyó secciones del lecho del lago que abarcaban varios miles de millones de años de su historia geológica. Para ello, procesaron los datos que Curiosity recopiló durante los primeros 1300 días de exploración.

[+]Enlarge
El rover Curiosity se tomó esta fotografía mientras recolectaba muestras en el interior del cráter Gale.
Credit: NASA/JPL-Caltech/MSSS
A self-taken photograph of the Curiosity rover on Mars
 
El rover Curiosity se tomó esta fotografía mientras recolectaba muestras en el interior del cráter Gale.
Credit: NASA/JPL-Caltech/MSSS

El trabajo implicó a sedimentólogos, geoquímicos, mineralogistas y científicos instrumentales, quienes procesaron cuidadosamente datos de varias fuentes, incluyendo el difractómetro de rayos X de Curiosity y su espectrómetro de rayos X de partículas alfa.

El equipo concluyó que el lago contuvo una mezcla mineral con un pH de neutro a alcalino que pudo haber albergado vida hace entre unos 3800 y 3100 millones de años. La geología que Curiosity exploró mostró que el lago estuvo también geoquímicamente estratificado, de manera similar a la geología terrestre.

En la parte superior, donde el oxígeno molecular de la atmósfera -generado fotoquímicamente- pudo mezclarse con el agua superficial, moléculas oxidantes ayudaron a formar minerales de hierro oxidado y filosilicatos en rocas de grano grueso. En las regiones inferiores, el agua estaba libre de oxidantes y formó sílice y minerales de hierro de estados de oxidación mixtos en rocas sedimentarias de grano fino.

“Estamos muy entusiasmados por haber sido capaces de reconstruir estos aspectos del medio ambiente paleontológico de Marte con semejante nivel de detalle”, comentó Hurowitz para C&EN.

Por ejemplo, los datos del Curiosity mostraron que el lago albergó varios entornos potencialmente habitables para vida microbiana, agregó Hurowitz. Éstos podrían haber facilitado la existencia de microbios que prosperasen en condiciones tanto ricas como pobres en oxidantes, así como en la interfaz entre ambas.

El equipo también dedujo que, a medida que el lago fue secándose gradualmente, se volvió cada vez más salado, posiblemente formando las vetas de sulfato de calcio que Curiosity encontró en los sedimentos del fondo del lago.

El trabajo “aporta evidencias muy interesantes al distinguir diferentes estados de oxidación en el lago”, dice Jonathan I. Lunine, director del Centro de Astrofísica y Ciencias Planetarias de la Universidad Cornell (Nueva York, EE.UU.).

“ “Está muy bien el tema de la habitabilidad”, añadió, “pero creo que el interés radica en la capacidad de conseguir información geoquímica detallada en una secuencia estratigráfica de Marte.”


Traducción al español producida por Greco González Miera de Divulgame.org para C&EN. La versión original (en inglés) del artículo está disponible aquí.

 
Chemical & Engineering News
ISSN 0009-2347
Copyright © American Chemical Society

Leave A Comment

*Required to comment