Latest News
Web Date: November 3, 2017

Bicarbonato para limpiar los pesticidas de las manzanas

Un estudio demuestra que una disolución básica elimina casi completamente los residuos de la superficie de la fruta
Department: Science & Technology
Keywords: Spectroscopy, food safety, pesticide residues, apples, thiabendazole, phosmet, surface-enhanced Raman spectroscopy, SERS
[+]Enlarge
Un lavado con agua del grifo no quita los pesticidas de la superficie de las manzanas tan bien como una disolución de bicarbonato.
Credit: Shutterstock
Photo of a pair of hands holding three red apples under running water from a kitchen faucet.
 
Un lavado con agua del grifo no quita los pesticidas de la superficie de las manzanas tan bien como una disolución de bicarbonato.
Credit: Shutterstock

Lavar las frutas con agua del grifo termina con algunos gérmenes y también reduce bastante la cantidad de pesticidas. Pero muchos pesticidas permanecen en la piel incluso después del lavado, lo que plantea preocupaciones sobre la exposición continuada a bajas cantidades de estos productos. Un nuevo estudio demuestra que usar bicarbonato (de sodio) puede ayudar a quitar completamente dos pesticidas de la superficie de una manzana (J. Agric. Food Chem. 2017, DOI: 10.1021/acs.jafc.7b03118).

Según el Departamento de Agricultura de los EE.UU., un 85% de los productos analizados en 2015 tenían restos de pesticidas – más de 16 compuestos diferentes en el caso de las manzanas. En más de un 99% de las muestras, los residuos estaban por debajo de los límites máximos autorizados por la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., lo que indica un riesgo mínimo para la salud. “No obstante, no hay suficiente información para saber si el consumo de bajas cantidades de estos pesticidas en la comida es seguro a largo plazo,” dice Lili He, química analítica en la Universidad de Massachusets en Amherst. Estudios recientes correlacionan la exposición crónica a cantidades pequeñas de pesticidas con hiperactividad en niños, diabetes, y mala calidad del esperma.

“Lavar las hortalizas es sencillo y reduce la exposición a pesticidas,” dice. Los productores limpian sus frutas y verduras con una disolución de lejía, durante dos minutos, para quitar suciedad y gérmenes. He y su equipo plantearon la posibilidad de que este lavado redujera también la cantidad de pesticidas. Compararon la eficacia de la lejía con un lavado de agua del grifo y otro con una disolución de bicarbonato, una sustancia básica. “La mayor parte de los pesticidas no son estables en medio básico, las moléculas se rompen y esto ayuda a lavarlas,” explica. 

Los investigadores compraron manzanas ecológicas y les aplicaron dos pesticidas comunes, el fungicida tiabendazol y el insecticida phosmet, en concentraciones usadas por los granjeros. Después de varios lavados, utilizaron dispersión Raman en superficie (SERS) para mapear los restos de pesticida en la superficie de las manzanas y dentro de su piel.

Sumergir las manzanas en bicarbonato durante 15 minutos, seguido de un lavado con agua del grifo quitaba todo resto de pesticidas en las manzanas, mientras que solo el lavado con agua o tratamientos con lejía quitaban (una) parte, pero no todo. El bicarbonato de sodio degrada los pesticidas, maximizando la eficacia del lavado, dice He.

El análisis SERS también demostró que algunos pesticidas penetran la piel de la manzana, El tiabendazol, diseñado para que se absorba en la carne de la fruta, penetraba hasta 80 µm, cuatro veces más que el phosmet, que está diseñado para quedarse en la superficie. Utilizando un espectrómetro de masas, los investigadores demostraron que el 20% del tiabendazol y el 4.4% del phosmet se habían infiltrado en la piel y permanecían en la fruta tras los lavados. “Este es el primer estudio que demuestra que, cuanto más penetra un pesticida en la manzana, más difícil es de limpiar,” añade.

“El estudio trata dos tipos de pesticidas, un fungicida y un insecticida organofosforado,” dice Jason C. White, un químico analítico de la Estación Experimental de Agricultura de Connecticut, “pero hay probablemente unos 50 pesticidas autorizados para su uso en manzanas, sería necesario llevar a cabo más análisis.”

Pelar las manzanas debería ayudar aún más a quitar los restos de pesticidas, pero “a la gente le gusta comer la piel porque tiene vitaminas,” dice Lia A. Stanciu, ingeniera de materiales en la Universidad Purdue que investiga sobre la fabricación de sensores para detectar pesticidas. Los métodos de este estudio podrían ayudar a buscar otros agentes de limpieza que eliminen los pesticidas de la piel. Además, los vendedores de fruta y verdura podrían empezar a usar bicarbonato en sus lavados para reducir la cantidad de pesticidas.


Traducción al español producida por Fernando Gomollón Bel de Divulgame.org para C&EN. La versión original (en inglés) del artículo está disponible aquí.

 
Chemical & Engineering News
ISSN 0009-2347
Copyright © American Chemical Society

Leave A Comment

*Required to comment