ADVERTISEMENT
4 /5 FREE ARTICLES LEFT THIS MONTH Remaining
Chemistry matters. Join us to get the news you need.

If you have an ACS member number, please enter it here so we can link this account to your membership. (optional)

ACS values your privacy. By submitting your information, you are gaining access to C&EN and subscribing to our weekly newsletter. We use the information you provide to make your reading experience better, and we will never sell your data to third party members.

ENJOY UNLIMITED ACCES TO C&EN

Graduate Education

Puerto Rico se levanta

Bajo este lema, científicos de la industria farmacéutica y de las universidades puertorriqueñas reivindican la resiliencia de la isla y sus retos un año después del huracán María.

September 17, 2018 | APPEARED IN VOLUME 96, ISSUE 37

09637-feature30-satellitecxd2-es.jpg
Credit: Crédito: NASA Earth Observatory – Imagen de Joshua Stevens
Ningún rincón de Puerto Rico pudo evitar la ira del huracán María.

Cuando el huracán María arrasó Puerto Rico el año pasado, nadie estaba preparado para semejante destrucción. Aunque la isla está en una zona de alto riesgo, hasta ahora había tenido suerte: los huracanes solían pasar y esquivarla en el último momento, como ocurrió con Irma sólo dos semanas antes.

Pero el 20 de septiembre de 2017, María azotó la isla con una brutalidad que dejó una imagen muy visible y duradera. Cuando desciendes en avión hacia San Juan empiezan a atisbarse las primeras zonas en recuperar la corriente eléctrica entre un mar de lonas azules de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias de los EEUU. Aún hay hogares por reconstruir, y los puertorriqueños todavía tienen que asumir unas profundas pérdidas, a pesar de poder presumir con orgullo de haber sido un pueblo unido en todo el periodo después de la tormenta.

Está todo documentado—los problemas fueron más allá de las inundaciones, los árboles caídos y las casas destrozadas que uno espera tras una tormenta de categoría 4. La crisis humanitaria en Puerto Rico se exacerbó por un corte de luz y de comunicaciones en toda la isla, además de una respuesta lenta e insuficiente por parte del gobierno estadounidense, según muchos puertorriqueños. Muchos de ellos pasaron meses sin agua potable ni electricidad, además de tener que llorar la pérdida de más de 3000 paisanos que perdieron la vida por culpa del huracán María.

Además de las vidas, la situación también puso en peligro la ya de por sí temblorosa economía de Puerto Rico, la estabilidad de sus instituciones académicas y la salud medioambiental de la isla. C&EN explora los esfuerzos que han hecho por la recuperación estos tres sectores: cómo la industria farmacéutica, un componente clave de la economía puertorriqueña y un eslabón fundamental de la cadena mundial de fabricación de medicamentos, está aprendiendo de su experiencia durante y después del huracán María; cómo los profesores y estudiantes de química en las universidades se han unido para revivir la investigación, y cómo los científicos están estudiando y ‘mapeando’ la seguridad del agua y el aire de la isla.

Traducido al español por Fernando Gomollón Bel para C&EN. La versión original (en Inglés) de este artículo está disponible aquí.

X

Article:

This article has been sent to the following recipient:

Leave A Comment

*Required to comment