ADVERTISEMENT
2 /3 FREE ARTICLES LEFT THIS MONTH Remaining
Chemistry matters. Join us to get the news you need.

If you have an ACS member number, please enter it here so we can link this account to your membership. (optional)

ACS values your privacy. By submitting your information, you are gaining access to C&EN and subscribing to our weekly newsletter. We use the information you provide to make your reading experience better, and we will never sell your data to third party members.

ENJOY UNLIMITED ACCES TO C&EN

Nanomaterials

Nanoesferas huecas de TiO2 que combaten bacterias

La combinación de varios métodos de depósito da lugar a partículas antimicrobianas con una nueva morfología

by Mitch Jacoby
September 6, 2019 | APPEARED IN VOLUME 97, ISSUE 35

09735-scicon30-spheres-es.jpg
Credit: Beilstein J. Nanotechnol.
Estas nanoesferas huecas de TiO2 se muestran prometedoras en el tratamiento contra bacterias resistentes a los fármacos.

Acceda a todo el contenido español de C&EN en cenm.ag/espanol.

En la búsqueda de nuevos métodos para atacar a los microbios, los investigadores han vuelto la mirada hacia las nanopartículas. Debido a su pequeño tamaño y a su superficie relativamente grande, las nanopartículas establecen un contacto muy estrecho con las paredes celulares, donde pueden tomar parte en reacciones químicas que interfieren en la función celular. Por ejemplo, bajo condiciones de irradiación con luz ultravioleta, las nanopartículas de dióxido de titanio pueden generar radicales hidroxilo y otros compuestos de oxígeno muy reactivos que destruyen lípidos y proteínas de la membrana por oxidación. Los investigadores están ahora estudiando la efectividad de estos nanomateriales como pegamento bactericida para superficies en hospitales y equipos de procesado de alimentos.

Los investigadores Carol López de Dicastillo, Juan Escrig, y sus colaboradores en la Universidad de Santiago de Chile han desarrollado un método para preparar nanoesferas huecas de TiO2 (Beilstein J. Nanotechnol. 2019, DOI: 10.3762/bjnano.10.167).

Este equipo de investigación preparó partículas esféricas de poli(vinilpirrolidona) mediante técnicas de electroespray de gotitas de la disolución de polímero. Recubrieron las gotitas con una capa de alúmina ultrafina mediante depósitos atómicos monocapa para promover la adhesión y con una carcasa de TiO2. Finalmente, los investigadores calentaron las partículas al aire para eliminar el polímero, dando lugar a las partículas huecas.

Durante el Congreso Internacional sobre Investigación en Materiales, que tuvo lugar este pasado mes en Cancún (México), Escrig dijo que estos materiales tenían mayor eficacia antomicrobiana que el TiO2 comercial, incluyendo cepas bacterianas resistentes a medicamentos.

Este es un método original y de bajo coste que permite sintetizar nanopartículas de TiO2 con propiedades bactericidas muy prometedoras, explica el investigador Federico Rosei, del Instituto Nacional de Investigaciones Científicas de Canadá. “El papel que desempeña la forma específica de las partículas aún no se comprende del todo, pero ha demostrado que es muy relevante.”

Traducido al español por Esteban Urriolabeitia para C&EN. La versión original (en inglés) de este artículo está disponible aquí.

Advertisement
X

Article:

This article has been sent to the following recipient:

Leave A Comment

*Required to comment