ADVERTISEMENT
2 /3 FREE ARTICLES LEFT THIS MONTH Remaining
Chemistry matters. Join us to get the news you need.

If you have an ACS member number, please enter it here so we can link this account to your membership. (optional)

ACS values your privacy. By submitting your information, you are gaining access to C&EN and subscribing to our weekly newsletter. We use the information you provide to make your reading experience better, and we will never sell your data to third party members.

ENJOY UNLIMITED ACCES TO C&EN

Chemical Regulation

El número de sustancias químicas comercializadas estaba enormemente subestimado

Un grupo de científicos ha creado por primera vez un inventario que triplica la cantidad de compuestos disponibles en el mercado

by Janet Pelley, special to C&EN
February 17, 2020 | APPEARED IN VOLUME 98, ISSUE 7

09807-scicon30-barrel-st.jpg
Credit: FOTOGRIN/Shutterstock
El mundo de las sustancias químicas comerciales es mucho mayor y más incierto de lo que se pensaba previamente.

Acceda a todo el contenido español de C&EN en cenm.ag/espanol.

Por primera vez, unos investigadores han creado un inventario global que contiene más de 350 000 sustancias químicas y mezclas, registradas para su uso y producción comercial, lo que supone triplicar la cantidad de sustancias estimadas hasta ahora (Environ. Sci. Technol. 2020, DOI: 10.1021/acs.est.9b06379).

Este inventario puede ayudar a los investigadores a vigilar compuestos volátiles, persistentes o capaces de viajar largas distancias, lo que es importante para tener una imagen global de la seguridad química, dice Cynthia de Wit, química analítica en la Universidad de Estocolmo. “Vivimos en una economía global, por lo que necesitamos un marco global”, dice de Wit, que no ha estado involucrada en la creación de esta base de datos.

Los estudios anteriores para intentar aclarar los efectos de determinadas sustancias en los ecosistemas y la salud humana han hecho uso principalmente de inventarios de EE.UU., Canadá y Europa occidental, que suman un total aproximado de 100 000 sustancias. “Aunque estos países dominaron la producción de sustancias al comienzo de los 2000, su cuota de mercado ha descendido, y ahora China, India, Brasil, Rusia y Sudáfrica producen un 40% de las sustancias en el mercado”, indica Zhanyun Wang, investigador medioambiental de ETH Zurich. Por eso, este investigador y sus compañeros decidieron mejorar la información existente, compilado todos los inventarios químicos que pudieron encontrar a nivel mundial.

Estos científicos descargaron y combinaron inventarios que están disponibles públicamente, ampliando el rango de búsqueda de Norte América y Europa para incluir otros 16 países y regiones entre los que se encuentran los 10 países que más sustancias producen, exceptuando Brasil y Arabia Saudí. La lista combinada incluye 157 000 sustancias químicas individuales identificadas a partir de su número CAS, un número unívoco que se asigna a cada sustancia. También incluye 75 000 mezclas, polímeros y “sustancias químicas de composición desconocida o variable”, también identificadas por su CAS.

120 000 sustancias adicionales no pudieron ser identificadas de forma concluyente. Alrededor de 70 000 de estas sustancias no estaban lo suficientemente bien descritas como para ser asignadas a un número CAS. La identidad de las 50 000 sustancias restantes está protegida como información empresarial confidencial.

Los investigadores se plantean hacer esta base de datos pública, pero tienen que conseguir fondos para contratar a alguien que desarrolle una interfaz amigable, según Wang.

El análisis de este inventario global arroja que al menos un cuarto de las sustancias numeradas con CAS no están incluidas en los inventarios más empleados en Norte América y Europa para evaluar la exposición e impacto de sustancias químicas. Este hallazgo muestra que hay países en los que se fabrican, se emplean o se importan al menos 60 000 sustancias “que no se entienden demasiado bien ni reguladas”, declara Wang.

Además, casi todos los países cuentan con un número significativo de sustancias químicas que están registradas solo en dicho país. Por ejemplo: alrededor de un quinto de las sustancias registradas en Taiwan no están listadas en otros sitios.

Este estudio “alerta de que los investigadores y los gobiernos necesitan trabajar juntos con más recursos, para poder manejar las sustancias químicas de forma más segura”, indica Wang. Espera que un esfuerzo impulsado por la ONU, destinado a la gestión de compuestos, conducirá este año a crear un marco que contenga este inventario global.

Traducido al español por Juan José Sáenz de la Torre para C&EN. La versión original (en inglés) de este artículo está disponible aquí.

X

Article:

This article has been sent to the following recipient:

Leave A Comment

*Required to comment