ADVERTISEMENT
2 /3 FREE ARTICLES LEFT THIS MONTH Remaining
Chemistry matters. Join us to get the news you need.

If you have an ACS member number, please enter it here so we can link this account to your membership. (optional)

ACS values your privacy. By submitting your information, you are gaining access to C&EN and subscribing to our weekly newsletter. We use the information you provide to make your reading experience better, and we will never sell your data to third party members.

ENJOY UNLIMITED ACCES TO C&EN

Trade

Los fabricantes de productos químicos, preocupados por la nueva guerra comercial entre Estados Unidos y China

Los países intercambian aranceles del 25% mientras que las negociaciones se desmoronan

by Alexander H. Tullo
May 16, 2019 | APPEARED IN VOLUME 97, ISSUE 20

09720-buscon30-ship-cn.jpg
Credit: Shutterstock
A los fabricantes de productos químicos les preocupa que una guerra comercial perjudique al negocio.

Acceda a todo el contenido español de C&EN en cenm.ag/espanol.

Los Estados Unidos y China intensifican su guerra comercial, y la industria química de los Estados Unidos se ha visto atrapada en el fuego cruzado.

En septiembre, la administración de Trump impuso aranceles del 10% a un volumen equivalente de 200 mil millones de dólares, entre ellos 1,364 productos químicos. Esto se suma a los aranceles de 50 mil millones de dólares de bienes chinos recaudados a principios de año. El 10 de mayo, la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos elevó los aranceles del 10% al 25%, al tiempo que los funcionarios estadounidenses expresaban su frustración por las negociaciones con China. Acusan a sus homólogos chinos de retirarse de los “compromisos específicos” hechos en rondas de negociación anteriores.

Para aumentar aún más la presión, EEUU está poniendo en marcha un plan para imponer aranceles de hasta un 25% a otros productos chinos, valorados en 300 mil millones de dólares. Esa lista está cargada de artículos de consumo, como teléfonos móviles y textiles. También contiene sustancias químicas como el cloruro de vinilo, la vainillina y la sucralosa.

En respuesta a la acción del 10 de mayo, China está elevando los aranceles de 60 mil millones de dólares de productos estadounidenses. Esto se suma a los aranceles que el gobierno chino impuso el año pasado del 25% sobre unos 50 mil millones de dólares en bienes estadounidenses.

En esta salva más reciente, China gravará unos 2500 artículos al 25%. Entre ellos se encuentran productos químicos como el diisocianato de difenilmetano y el chip de tereftalato de polietileno. La lista también incluye productos agrícolas como aceite de cacahuete, azúcar y jarabe de arce, así como materias primas como madera, acero y productos textiles.

China también está aplicando aranceles del 5, 10, y 20% en más de 2,600 productos. Las tarifas son muy diversas y abarcan desde pasta hasta pianos de cola. Los productos químicos en estas listas incluyen ácido benzoico, dióxido de titanio, polibutilentereftalato, fenol, óxido de propileno y silicona.

“Los gravámenes no van a ayudar a este sector”, dice Edward Brzytwa, director de comercio internacional del American Chemistry Council (ACC), el principal grupo comercial de la industria química de EEUU. “Están limitando nuestro crecimiento y limitando nuestro potencial de exportación”.

Según el CAC, los aranceles estadounidenses aplicados hasta el momento afectan en 15 mil cuatrocientos millones de dólares a las importaciones anuales de productos químicos y plásticos de China, mientras que los aranceles chinos tienen un impacto de alrededor de 10.800 millones en las exportaciones de productos químicos y plásticos de Estados Unidos. El déficit comercial de productos químicos de Estados Unidos con China el año pasado aumentó de 1400 millones en 2017 a 4000 millones el año pasado, en parte debido a los aranceles, dicen desde el ACC.

Con las tasas arancelarias en alza en ambos lados, el impacto comercial puede ser “aún más dramático”, dice Brzytwa. Está particularmente preocupado por la lista de bienes por valor de 300 mil millones de dólares que Estados Unidos publicó la semana pasada. En él hay 114 productos químicos y plásticos para los que la administración de Trump propuso aranceles el año pasado, pero se retiró, en gran parte debido a la protesta de los fabricantes de productos químicos. Estos productos representan alrededor de 2700 millones en importaciones desde China.

La Oficina del Representante de Comercio ha programado audiencias públicas para junio sobre la nueva lista de productos. Hasta ahora, la administración ha prometido no imponer aranceles sobre materiales de tierras raras, productos farmacéuticos y productos intermedios farmacéuticos.

La Sociedad de Fabricantes y Afiliados de Productos Químicos, otro grupo comercial, se muestra preocupada de que los aranceles afecten de manera desproporcionada a los fabricantes de productos químicos especializados que representa, especialmente a las empresas que dependen de moléculas exóticas que vienen extranjero. “Las cadenas de suministro de productos químicos especializados son particularmente dependientes de China porque en muchos casos China es el único proveedor de materias primas y productos químicos para bloques de construcción”, dice el grupo.

X

Article:

This article has been sent to the following recipient:

Leave A Comment

*Required to comment